Star Wood

Tanzania Almond: Pasado y presente

Tanzania Almond Starwood- Benicàssim

En uno de los municipios de la costa mediterránea encontramos una villa. Antiguamente un convento y ahora convertida en todo un emblema ya que data del siglo XVIII. Tras más de 100 años desde la última reforma, el propietario del inmueble ha decidido renovar su imagen utilizando Starwood. El objetivo es darle un uso de ‘hotel con encanto’.

Así pues, se ha instalado el modelo Tanzania Almond en todo el pavimento de la segunda planta. Los encargados de este proyecto confirman que se ha elegido esta tonalidad por “la naturalidad de la pieza en su aspecto y color. Además, transmite una sensación de calidez”.

En la obra se ha cuidado al máximo “la colocación con las indicaciones de distancia entre piezas y el color del material de rejuntado específico para este color”, aseguran los responsables. Así se ha conseguido un pavimento uniforme y discreto que combina con otros materiales más llamativos. Y es que nuestro producto se une con partes de mosaico hidráulico antiguo ya existente en ese piso. De esta forma, se da aspecto de sobrio a la vez que elegante a esta zona de la vivienda que se compone de dos habitaciones.

Un edificio de dos alturas

En total se han utilizado 100 metros cuadrados para dar una imagen más moderna y facilitar el mantenimiento. Con Starwood la limpieza es práctica y cómoda ya que no requiere de técnicas específicas. Ahora nuestro producto forma parte de este reconocido edificio que dispone de planta baja y dos alturas con un amplio jardín en el que destaca un Fiscus centenario.

Su última reforma antes de la actual data de 1915 cuando la familia de Arquitectos Arlandiz (padre e hijo) rehabilitaron la finca saneando la estructura y dotándola de una nueva distribución para uso de vivienda. Se colocaron mosaicos hidráulicos en las nuevas estancias y se añadió una torreta exterior para uso de comedor familiar.